La XXIX Bienal Nacional… un éxito anunciado

La finalidad de la Bienal oficial, que, el 7 de septiembre 2018, inaugura su vigesimonovena edición,
sigue siendo la misma e incuestionable. Permite un diagnóstico de las artes visuales en un período y a la fecha de su celebración, e informa de tendencias y alternativas, innovaciones y avances en la clase artística nacional. Luego, aumenta la colección institucional y pública con las obras premiadas, fundamentales para el patrimonio de un museo pobre en adquisiciones. Es la mejor oportunidad para que se revelen y hasta se rebelen creadores emergentes, dejando también un espacio a valores confirmados que marcan su territorio plástico…

Si las últimas Bienales –y sobre todo la del 2015- se han saldado por la decepción y el descorazonamiento desde la selección hasta la premiación, la próxima Bienal Nacional de Artes Visuales despierta otras esperanzas y -al menos es lo que parece- estimula la participación.